El 1° de agosto se celebró el día de la Pachamama, una jornada donde todos los pueblos originarios de América celebraron el día de la Madre Tierra.

Pero hoy, hoy son días distintos. Hoy es un tiempo de dolor. Nuestra Tierra está en una crisis feroz generada, no por ella misma, sino por el mal trato, la intoxicación, el abandono, la omisión, la codicia y la desidia.

Y como estamos decididos a construir y mejorar la comunicación, estamos decididos a no generar culpables, sino responsables. A asumir la cuota parte que nosotros tenemos como seres vivos, hermanos de las plantas, de los animales, de las especies, de los elementos. Porque hemos sido iniciados con los cuatro elementos, en el centro de la Tierra, donde decía “VITRIOL”. Pues este compromiso adquirimos al ser iniciados. Hemos adquirido el compromiso con esta vida, pero con la Vida. Y queremos responder a esta catástrofe desatada en el pulmón de América del Sur. Es nuestra Tierra que nos sostiene, nos alimenta, nos saca la sed. QQ.·. HH.·. y QQ.·. HHas.·., este compromiso implica y nos exige a cada uno desde su lugar manifestarnos en favor del cambio. Hacer y contagiar a todos sin excepción. Ante este dolor que tenemos por la irrecuperable perdida de especies animales y vegetales, de animales sin hogar de flora y de fauna que mantienen también la biodiversidad de la vida. Seamos proactivos del verdadero sentimiento que nos une y nos unifica con todas las Obediencias en defender la vida, que sea sustentable y sostenible, en este presente y en los tiempos que vendrán.

Un constructor aporta puentes que unen valores y valentía, a través de métodos que hagan posible una mayor conectividad entre las partes separadas. Manifestarnos es tratar de que se tome conciencia de los límites a los que estamos llegando. Que tomen conciencia los gobiernos de la parte que les corresponde, a través de decisiones que cuiden este gran capital en crisis. Este pulmón daba oxígeno al planeta, absorbiendo todo el CO2. Es decir que vamos en camino de oxigenarnos menos e intoxicarnos más, al romperse el equilibrio dinámico entre la Amazonia, los Andes y el Océano Atlántico, tríptico que sostiene la vida.

Por lo tanto, el G.·. O.·.LA.·., en un grito de Libertad Igualdad y Fraternidad, por este tríptico trabaja denunciando la situación generada por la ignorancia y la locura de los seres humanos, construyendo solidaridad. Hermanados en la verdadera Cadena de Unión de todas las Fraternidades, pidamos por esta Tierra para que esta enorme pérdida y este dolor sean un vector generador de cambios en toda la humanidad.

Para que sí sean reales y posibles la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, en Salud, Fuerza y Unión.

Consejo de la Orden del Gran Oriente Latinoamericano
Agosto de 2019

Abrir chat
¡Estamos para ayudarte!
¿En que podemos ayudarte?