Skip to content

Ediciones Anteriores

14967

El comienzo del siglo XXI ha tenido una dinámica muy especial marcada por un gran salto en el desarrollo de la humanidad. A lo largo de estas dos décadas se han dado cambios importantísimos en los diferentes ámbitos. Ha habido profundas transformaciones económicas, sociales, políticas, culturales y religiosas que han sacudido por momentos los pilares de nuestra sociedad. A la vez que se dio un desarrollo tecnológico en forma de progresión geométrica, se instalaron una serie de cambios económicos, sociales y culturales que modificaron la manera de pensar y de sentir de las personas.

La globalización ha hecho que tengamos acceso a la información, a los productos y a la comunicación de una manera casi ilimitada como jamás había ocurrido en la historia de la Humanidad. Estos cambios cada vez más acelerados en las sociedades han traído también consigo muchos problemas que están sin resolver entre ellos las guerras y las hambrunas en diferentes partes del mundo. Tampoco han desaparecido muchas enfermedades como lo hubiéramos esperado ante tanto desarrollo tecnológico. Si bien en una buena parte del globo han existido notorias mejoras en las condiciones de vida de la gente todavía siguen existiendo millones de personas marginadas por el hambre, la pobreza, la discriminación y la desigualdad. Los países ricos tampoco escapan a las consecuencias negativas ya que a pesar de poder disfrutar de un estándar de vida mucho más alto deben pagar el precio de la soledad y el individualismo descarnado que traen consigo otro tipo de miserias.

El fenómeno de la globalización trajo también consigo una mayor movilidad de las personas por lo que el fenómeno de la emigración de poblaciones enteras se ha vuelto una realidad mucho más habitual. Gran cantidad de personas viajan por placer o diversión pero a la vez cientos de miles de seres humanos huyen día a día de sus hogares llevados por la desesperación que produce la miseria, el hambre y el temor a la guerra. Es imposible no conmoverse viendo como estos seres se juegan la vida en embarcaciones improvisadas cruzando el ancho mar o recorriendo miles de kilómetros sometidos a todo tipo de peligros solo para poder encontrar un lugar en el mundo en el cual puedan tener una vida digna. Y el fenómeno de la emigración se da en Medio Oriente, en Europa, en América, en África. El mundo ya no tiene fronteras y cada vez más se ha vuelto tierra de todos.

En este contexto el rol de la masonería podría parecer como algo vano o fatuo y quizás hasta algo arcaico. Pero es precisamente en este momento en el cual la masonería debe asumir un rol importante. Estos son tiempos en donde la desesperanza, la envidia, la amargura y el individualismo campean. Estos antivalores deben ser enfrentados con otros valores que pongan al hombre en su centro, que le devuelvan la dignidad al ser humano. Por eso es por lo que los ideales masónicos de Libertad, Igualdad y Fraternidad adquieren más vigencia que nunca. Los masones debemos ser el motor de la unión entre los hombres. Y esto lo debemos hacer desde nuestros diferentes puestos de trabajo, de estudio, en la vida cotidiana. Nuestras ideas se enraízan con lo más profundo del ser humano que tiene como columna vertebral la solidaridad, la tolerancia y el amor más profundo hacia el prójimo y son precisamente estos valores los que hoy por hoy se están perdiendo en pos de una carrera por el consumo indiscriminado. El trabajo silencioso de la masonería seguirá siendo siempre el de tender la mano al más necesitado y en desarrollar aquellos valores que nos permiten seguir creyendo que el ser humano sigue siendo lo más importante.

Es mi palabra.

G:.M:.Adjunto Región Escandinava

MENSAJE
Ante la trágica muerte del ciudadano chileno, perteneciente a la etnia mapuche, Camilo Catrillanca de la comunidad de Temocuicui , la Región Austral del el Gran Oriente Latinoamericano, en estos dolorosos momentos, hace más que nunca suya las divisas de LIBERTAD,IGUALDAD y FRATERNIDAD , principios capitales de la Orden . Que los poderes del Estado sean garantes de la Justicia, la Paz y de la Dignidad de cada chileno y chilena.
Somos una masonería progresista, y llamando a la razón, principal herramienta de trabajo en la convivencia social libre e igualitaria, espera que la objetividad, la investigación transparente y veraz , estén presentes en la interpretación de los hechos y en la búsqueda de los responsables de la muerte injustificada de este joven chileno y del clima de violencia que marca la convivencia de la Araucanía.

Sólo con la fraternidad, el respeto irrestricto a los Derechos Humanos, se camina hacia el la construcción del entendimiento pacífico entre integrantes de un país.

Pedro Hormazábal Ciudad.

Gran Maestro Adjunto Región Austral.

INDEPENDENCIA Y SOBERANIA DE AMERICA LATINA

LATINOAMÉRICA, NOVIEMBRE, 2018

Hablar sobre la independencia y soberanía de América Latina implica hacer una reflexión primero acerca de que entendemos por independencia para enseguida analizar si somos o no independientes, o es uno de los tantos mitos que dan vida a lo que se denomina realismo mágico.
En términos generales el concepto de independencia se refiere a la cualidad o condición de independiente, es decir, alude a la condición de ser autónomo y que es independiente de otro, suele asociarse a la libertad y es allí donde radica la confusión, porque la libertad apunta a una condición personal. Es decir, se ocupa de discriminar si una persona es libre o no. En cambio cuando la idea de independencia alude a un país o conjunto de ellos debemos hacerlo desde un punto de vista socio-cultural y aquí la noción cambia. Porque desde la llegada de los conquistadores a América perdimos nuestra identidad primigenia de pueblos originarios.
En su obra magistral, “Canto General”, nuestro vate Pablo Neruda, nos da cuenta de ello y es así como en la “Lámpara en la Tierra Amor América”, inicia su canto con estos versos: “Antes de la peluca y la casaca/ fueron los ríos, ríos arteriales/ fueron las cordilleras en cuya onda raída/ el cóndor o la nieve parecían inmóviles/ fue la humedad y la espesura, el trueno sin nombre todavía, las pampas planetarias”. Luego con voz trémula y asombrada, dice: “Nadie pudo Recordarlas después: el viento las olvidó, /el idioma del agua fue enterrado, / las claves se perdieron O se inundaron de silencio o sangre

Como se puede apreciar, a partir del momento que llega el conquistador a nuestro continente se pierde nuestra cultura ancestral y construimos aquella que nos impone el conquistador a sangre y fuego. Por lo tanto, resulta difícil hablar de independencia y soberanía, cuando nuestra historia es la que nos impuso el invasor.</p>
<p class=»lead»>Nuestra mirada siempre ha sido hacia la cultura europea en los siglos XIX y XX fundamentalmente, siempre nos hemos comparado con ella y hemos adoptado sus modelos educacionales y económicos. Por ejemplo, sabemos más de Grecia y Roma que de nuestros pueblos originarios. Sin embargo, con la postmodernidad el escenario se modifica y de sujeción ideológica pasamos a la económica.</p>
<p class=»lead»>En el siglo pasado el colonialismo se manifestaba de modo ideológico, hoy es de carácter económico en función de las trasnacionales. Si en el pasado había una dependencia hoy ella es mayor porque afecta transversalmente al Estado y a los poderes de éste, en la medida en que todos los estamentos de la sociedad se deben adecuar a los requerimientos de las entidades financieras internacionales como: el Banco Mundial o la Organización Mundial de Comercio o la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico o la Cámara de Comercio Internacional

Ante la situación precedente podemos señalar que resulta cada vez más difícil poder hablar de independencia de los países americanos, más aún, cuando las industrias culturales a través de los medios de comunicación de masas y de las editoriales hegemonizan la cultura filtrando todos aquellas ideas que sean lesivas para sus intereses económicos. Por ejemplo, reparemos en los noticieros como estos nos ocultan y escamotean la realidad en aras de información que siempre habla de lo mismo: economía, social, deporte, farándula etc.
Y las personas que opinan sobre los diversos tópicos o temas los mismos de siempre, repitiendo la misma monserga como: justicia en la medida de lo posible, democracia de los acuerdos, las instituciones funcionan, consenso etc. Frases acuñadas que solo son parte de una retórica verbal.
Situación que ha llevado a los países de nuestro continente a elegir candidatos que representan una amenaza flagrante a la democracia y sin embargo, son electos por la población aburrida de que se juegue con sus anhelos y esperanzas de cambiar o modificar la situación existente.
Ante la situación descrita que nos queda por agregar que hoy en día el realismo mágico de Cien Años de Soledad es una realidad, porque como bien lo definió Gabriel García Márquez, el realismo mágico es cuando lo pintoresco se transforma y se convierte en realidad. Es lo que estamos viviendo hoy en manos de políticos que han traicionado sus principios valóricos para convertirlos en slogans políticos con el único fin de obtener prebendas políticas o de otro orden.
Podríamos continuar, pero pienso que el diagnóstico está claro, lo único que nos resta es trabajar diariamente en la cotidaneidad y en nuestros Templos, por nuestros ideales

LIBERTAD IGUALDAD FRATERNIDAD

Pedro Hormazábal Ciudad.

CELEBREMOS EL TRABAJO COMO UN DERECHO HUMANO

LATINOAMÉRICA, MAYO, 2014

A las puertas del 1ro de mayo, fecha en que se establece un hito en la historia de la Humanidad, un punto de inflexión en la que se ennoblece a los trabajadores y al trabajo como una actividad esencialmente constructora del devenir de la propia Humanidad, queremos estar presentes, junto a todos los trabajadores y trabajadoras. El Gran Oriente Latinoamericano concibe al trabajo como un derecho y un deber. que exige a sus miembros, nosotros reconocemos en el trabajo la oportunidad de construirnos individualmente y aportar nuestras luces producto de nuestro trabajo masónico, a la construcción de la sociedad. Defendemos irrestrictamente los Derechos Humanos, el trabajo en uno de ellos, no sólo esencial para vivir sino esencial como medio para la realización del templo individual y social, brindemos por el trabajo y los trabajadores que todos y todas tengamos en la sociedad la oportunidad de trabajar y que el trabajo no sea un sufrimiento ni mercancía sino vehículo de creación, construcción, alegría y felicidad.

Consejo de la Orden.
Gran Oriente Latinoamericano.

EL GOLA CELEBRA SUS 35 AÑOS EN LA REGIÓN DEL PLATA

El Gran Oriente Latinoamericano celebra 35 años de vida masónica, en el marco de su XXII Gran Asamblea que se realizará en la Región del Plata, del 24 al 28 de junio de 2019. Este encuentro bianual, congrega a dos delegados por cada Logia, las cuales presentan propuestas de diversa índole que permiten evaluar la marcha de la Obediencia y proyectar su futuro.

REFLEXIONES SOBRE LAICISMO Y LAICIDAD

Talleres de la Región del Plata realizaron un coloquio abierto al público sobre “Laicidad en el Río de la Plata – De las Instrucciones de 1813 a nuestros días”, se detallan algunas reflexiones compartidas en dicho encuentro.

Como dice A. Comte-Sponville en su Diccionario Filosófico: “El laicismo nos permite vivir juntos, a pesar de nuestras diferencias de opinión y de creencia. Por eso es bueno. Por eso es necesario. No es lo contrario de religión. Es, indisociablemente, lo contrario del clericalismo (que querría someter el Estado a la Iglesia) y del totalitarismo (que pretendería someter las Iglesias al Estado).”

Entendemos la laicidad del Estado y de sus instituciones como un principio fundamental de respeto y tolerancia mutua entre todas las personas, basado en lo que nos une y no en lo que nos separa.

El laicismo como afirma Henri Peña-Ruiz, “es la palabra para referirse al ideal de emancipación de la esfera pública con respecto a cualquier poder religioso o, en un sentido más amplio de toda tutela del Estado que, siendo democrático, ha de ser de todos y no sólo de algunos”.

La laicidad se basa en tres principios fundamentales, intrínsecos a los Derechos Humanos y a la Democracia: Libertad de conciencia, Igualdad de derechos sin privilegios ni discriminación, y universalidad de las políticas públicas.

La libertad de conciencia significa que la religión es libre pero solo compromete a los creyentes, y que el ateísmo es libre pero solo compromete a los ateos; la igualdad de derechos, que impide todo privilegio público de la religión o del ateísmo; y la universalidad de la acción pública, esto es, sin discriminación de ningún tipo. Esas son las tres exigencias indisociables del laicismo, afirma Henri Peña-Ruiz.

Se instrumenta mediante la separación del Estado y las diferentes instituciones religiosas, agnósticas o ateas, y la neutralidad del Estado en lo que tiene que ver con las concepciones metafísicas, que son exclusivas de la conciencia de cada persona.

Busca establecer un régimen social de convivencia, cuyas instituciones políticas están legitimadas por la soberanía popular y no por elementos religiosos.

La estricta aplicación del principio de laicidad no se dirige contra ninguna religión en particular, es la garantía de la no discriminación y de la igualdad. En un marco común inclusivo y pacífico permite a cada persona vivir sus convicciones filosóficas y religiosas, su creencia o no creencia.

El laicismo es ante todo un princ ipio de concordia, un enfoque filosófico de convivencia que no es patrimonio de ningún grupo de pensamiento.

Busca asegurar la libertad absoluta de conciencia, consagrar derechos iguales para todas las personas, sin tener en cuenta sus orígenes, sus creencias o su ausencia de creencias, y mantener la esfera pública en una neutralidad estricta y respetuosa.

Verónica Mancero.
GRAN MAESTRA ADJUNTA DE LA REGIÓN DEL PLATA.

UN CAMINO HACIA LA IGUALDAD, MOTIVO DE REFLEXIÓN

LATINOAMÉRICA, NOVIEMBRE, 2014

Largo es el camino transcurrido desde la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, hasta el reconocimiento de los derechos de todos los seres humanos, sin discrimen de ningún tipo, étnico, de género, de nacionalidad, de profesión u oficio, opiniones polóticas, filosóficas, religiosas, culturales,… En ese andar, es cada vez mayor el proceso de denuncia y resistencia en contra de la violencia económica, política, social, cultural, física y psicológica que se ejerce de distintas maneras en el planeta sobre los seres humanos más débiles, entre ellos las mujeres y las niñas. Esta situación no es aislada, es una más en el estado de desigualdad planetaria que demanda nuevos paradigmas, una teoría general de la sociedad y nuevos contratos sociales, basados en la convivencia, en el respeto, en la solidaridad, en la inclusión, para hacer realidad la libertad, la igualdad, la fraternidad para todos y entre todos los seres humanos, pueblos y países. Los masones y masonas del G:.O:.L:.A:., sensibilizados profundamente ante las manifestaciones de violencia que se ejercen a cada minuto en todo el mundo, nos sumamos desde de una cultura de paz a la vigorosa corriente a favor de la plenitud de los derechos humanos y de la naturaleza en una sociedad más justa e igualitaria, uniéndonos a la Campaña contra la violencia de género que se manifestará desde el 25 de noviembre, Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, al 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos. Largo es el camino transitado por la Humanidad, pero aún falta tanto por andar?

Consejo de la Orden. Gran Oriente Latinoamericano.

POR LA DEMOCRACIA, POR LA VIDA, POR UNA CULTURA DE PAZ

LATINOAMÉRICA, SEPTIEMBRE, 2014

Con enorme preocupación hemos seguido los acontecimientos de un nuevo atentado en el ort:. de Santiago, el 8 de septiembre de este año de 2014, que ha ocasionado víctimas y sobre todo ha preocupado profundamente a la población, no solamente chilena, sino latinoamericana.

Nos sumamos al repudio de acontecimientos como éste, que irrumpen en el cauce de la vida democrática, sembrando miedo, dolor, incertidumbre. Nos solidarizamos con las víctimas y con el pueblo chileno, al hacerlo nos solidarizamos con América Latina toda.

Nos aproximamos a un nuevo aniversario del 11 de septiembre de 1973 cuando Salvador Allende, Presidente de la República, fue derrocado por un golpe militar que sumiá a Chile en una de las más cruentas dictaduras de América Latina. Repetimos una frase que sigue resonando por los caminos de América Latina ¡nunca más! Que nunca más nuestros pueblos pierdan el derecho a ejercer la democracia, a pesar de todas sus imperfecciones, e ir construyendo soberanamente su futuro.

Aspiramos que se haga justicia, y la paz y la seguridad sean recuperadas como parte de un concepto amplio de derecho a la vida y al desarrollo de todos y cada uno de los habitantes de nuestra patria grande.

Por la Democracia, por la Vida, por una Cultura de Paz.

Consejo de la Orden. Gran Oriente Latinoamericano.

CELEBREMOS EL TRABAJO COMO UN DERECHO HUMANO

LATINOAMÉRICA, DICIEMBRE, 2013

Este 10 de diciembre se conmemora un día más de los Derechos Humanos, sociales, económicos y culturales, civiles y políticos, compromiso establecido por los países miembros en las Naciones Unidas en 1950; todavía bajo el impacto de la segunda guerra mundial, el derecho a la vida emerge como esencial y más derechos se visibilizan desde la Declaración de la Asamblea General en 1948 (ONU).

A escasos día de la partida definitiva de Nelson Mandela, murió el 5 de diciembre de 2003, el grito por la Igualdad se expande por la superficie del planeta, mientras junto al dolor de la partida, el color, la música y el canto expresan la alegría de un pueblo de sentirlo suyo, por su humanidad y su generosidad. Cuando Madiba, como le decían con cariño y respeto, estuvo preso fue libre a través de la fuerza transformadora de su palabra, cuando fue liberado con un infinito gesto de fraternidad expandió el perdón para cerrar las heridas e integrar lo diverso, y a lo largo del tiempo su lucha contra el apartheid fue una lucha por la Igualdad, para superar la lacerante discriminación.

Todos los días son días de los Derechos Humanos, son el día para celebrar esos incansables esfuerzos por alcanzar los derechos básicos a los que aún aspira la mayoría de la Humanidad y para solidarizarnos con todos los discriminados, por género, edad, salud, educación, por su cultura, por su color, por su pobreza, por su soledad, por ser minorías, por ser mayorías, … por ser diferentes, … estudiemos y trabajemos por la defensa irrestricta de los derechos humanos y para que sean una realidad para toda la Humanidad, avanzando también en el respeto de los derechos de la Naturaleza a la que pertenecemos.

Consejo de la Orden. Gran Oriente Latinoamericano.