Skip to content

¿Quienes Somos?

SOMOS UNA INSTITUCIÓN UNIVERSAL, FILOSÓFICA, FILANTRÓPICA, PROGRESIVA, Y PROGRESISTA

¿QUÉ ES EL GRAN ORIENTE LATINOAMERICANO?

Los principios generales del Gran Oriente Latinoamericano están expresados en su Constitución. En ella se define a la Francmasonería como una institución universal, filosófica, filantrópica, progresiva, y progresista cuya finalidad es trabajar por el advenimiento de la justicia, de la solidaridad y de la paz en la Humanidad.                                                  Está compuesta de hombres y mujeres libres ingresados a ella por la Iniciación y que hacen del trabajo un derecho y un deber y estudian con un método basado en el simbolismo constructor. Exige a sus miembros la tolerancia mutua, el respeto irrestricto de los Derechos Humanos y la libertad absoluta de conciencia.

La Fraternidad es un vínculo de unión entre sus miembros. Estos se dedican a su perfeccionamiento, a la búsqueda de la verdad, a la práctica de la virtud y al ejercicio de la solidaridad, para aportar el progreso moral, intelectual, social y material de la humanidad.Sus miembros son libres para elegir sus prácticas religiosas o políticas, ya que considera que las concepciones metafísicas son de dominio exclusivo de la conciencia individual. Adopta el lema de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Y con base a estos principios no acepta el dogmatismo, el fanatismo, la explotación del hombre por el hombre, los privilegios y la intolerancia. Rechaza asimismo a las dictaduras y a los regímenes totalitarios.
Los masones del Gran Oriente Latinoamericanos aspiran a unir a América Latina en una nación fraternal, libre y democrática.Puede ser iniciado francmasón todo persona que adhiera a sus principios, sin exclusiones por cuestiones de etnia, género (mixidad), nacionalidad, país (supraterritorialidad o transterritorialidad) profesión u oficio, posición política, filosófica o religiosa.

¿QUÉ OTROS FUNDAMENTOS CARACTERIZAN AL GOLA?

El Gran Oriente Latinoamericano se fundamenta además en dos conceptos básicos la mixidad y la supraterritorialidad o transterritorialidad. Al establecer que está compuesto por logias femeninas, masculinas o mixtas no acepta exclusiones de género. Y, al facultarse a crear logias en cualquier país del mundo en donde haya hombres y mujeres que conformados en logias adhieran a sus principios, no admite fronteras ni restricciones o exclusividades territoriales. (Libro Primero Reglamento General).

CONSTITUCIÓN DEL GRAN ORIENTE LATINOAMERICANO

PRINCIPIOS GENERALES DE LA ORDEN

La Francmasonería es una institución universal, esencialmente filosófica, filantrópica, progresiva, y progresista destinada a trabajar por el advenimiento de la justicia, de la solidaridad y de la paz en la Humanidad. Está compuesta de hombres y mujeres libres ingresados a ella por la Iniciación. Ella tiene por principios y exige de sus adeptos la tolerancia mutua, el respeto irrestricto de los Derechos Humanos y la libertad absoluta de conciencia.
Sus miembros, unidos entre sí por el vínculo de la Fraternidad, se dedican a labrar su perfeccionamiento individual mediante el estudio y desarrollo de la ciencia y la cultura, la búsqueda de la verdad, la práctica de la virtud y el ejercicio de la solidaridad, con el objeto de lograr el progreso moral, intelectual, social y material de la humanidad.

La institución estima que las concepciones metafísicas son de dominio exclusivo de la conciencia. No prohíbe ni impone a sus miembros ninguna convicción religiosa, pero rechaza toda afirmación dogmática y todo fanatismo. Ella hace suya la divisa de Libertad, Igualdad y Fraternidad, y en consecuencia, combate la explotación del hombre por el hombre, los privilegios y la intolerancia.

El Gran Oriente Latinoamericano reconoce un Hermano o Hermana en todo francmasón, cualesquiera que sean su Rito u Obediencia. La Francmasonería tiene por misión extender a toda la Humanidad los lazos fraternales que unen a todos los masones del mundo. Los francmasones tienen como deber ayudar, guiar y proteger a sus hermanos y hermanas, incluso arriesgando su vida si fuera necesario, a fin de defenderlos contra toda injusticia.

La Francmasonería, considerando que el trabajo, en todas sus manifestaciones, es uno de los deberes y uno de los derechos fundamentales del ser humano, lo exige a sus adeptos.

La soberanía se ejerce mediante el sufragio universal, libre, secreto e informado. En el dominio público, el Gran Oriente Latinoamericano reconoce como único sistema de Gobierno aquellos que basan, la organización de sus instituciones, en el sistema democrático. Ella rechaza, en consecuencia, toda dictadura y regímenes totalitarios u otros que no respeten los derechos de las minorías.
Los masones del Gran Oriente Latinoamericano tienen por misión primordial unir a los hombres y mujeres del continente latinoamericano en una sola Nación fraternal libre y democrática.

La calidad masónica sólo se adquiere por la Iniciación.
Puede ser iniciado francmasón toda persona, cualesquiera que sea su etnia, género, nacionalidad, profesión u oficio, opiniones políticas, filosóficas o religiosas, siempre que se conforme a los principios generales de la Institución y a los particulares de esta Constitución.
La iniciación comporta varios Grados. Los tres primeros son los de Aprendiz, Compañero y Maestro. El grado de Maestro da al francmasón la plenitud de los derechos masónicos.
Nadie puede ser dispensado de las pruebas y promesas prescritos por los rituales de cada grado.

En las reuniones masónicas, todos sus miembros se hallan colocados al nivel de las más perfecta igualdad. No existe entre ellos otra distinción que aquella proveniente de los grados y cargos ocupados en la Institución.